Medidas para protegerse contra el fraude fiscal por robo de indentidad

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

El fraude fiscal por robo de identidad se produce cuando un delincuente utiliza información personal, como su Número de Seguro Social (SSN, por sus siglas en inglés), y fraudulentamente presenta una declaración de impuestos para robarle su reembolso. Muchas veces, el contribuyente no se entera del fraude hasta que presenta su declaración y descubre que alguien ya declaró en su lugar, habiendo usado su información y reclamado así su reembolso.

Guarde su tarjeta del Seguro Social en un lugar seguro - no lleve consigo su tarjeta o algún otro documento que contenga su SSN. Deje estos documentos en casa y guárdelos en un lugar seguro.

Mantenga en privado su SSN - si alguna empresa le pide su SSN, usted no tiene por qué dárselo. Acostúmbrese a mantener esta información en privado.

Revise su informe de crédito - el IRS recomienda revisar anualmente su informe. La Ley Federal de Informe Justo de Crédito (FCRA, por sus siglas en inglés), requiere que cada una de las compañías de informe de los consumidores a nivel nacional le provea cada 12 meses una copia gratuita de su informe de crédito.

Proteja sus dispositivos electrónicos y contraseñas - El FBI recomienda cambiar las contraseñas periódicamente, no reutilizar contraseñas anteriores y tener diferentes contraseñas para cada sistema o servicio.

No comparta su información personal - a menos que usted haya iniciado el contacto, no comparta información personal por teléfono, por correo o por Internet.

Proteja sus bienes

Usted trabajó duro por el dinero y la propiedad que tiene, pero si permite que alguien se aproveche de usted, puede perderlo todo. Aprenda a proteger sus bienes con estas simples reglas:

  • Nunca le diga a nadie que llama por teléfono el número de sus cuentas de banco ni ninguna otra información personal.
  • Nunca permita que un desconocido entre a su casa para obtener información sobre usted o sus bienes personales.
  • Nunca presuma que el desconocido que dice ser de una organización merecedora va a usar el dinero que usted le da para un propósito bueno.
  • Nunca le otorgue un poder a personas que usted no conozca bien.
  • Nunca firme contratos con renglones en blanco. Alguien le podría agregar cláusulas más tarde que podrían causarle daño a usted.
  • Nunca solicite un préstamo hipotecario sin que un tercero informado revise el contrato. Una compañía de crédito deshonesta podría robarle la casa.

Fraudes y engaños

Fraudes sobre mejoras para su casa: Los estafadores ambulantes presionan y hasta intimidan a los propietarios diciéndoles que necesitan mejoras urgentes en la casa, como pavimentación de la calzada de acceso, techos o reparación de revestido. Luego, el trabajo es de mala calidad, o no lo terminan, pero aun así tratan de cobrarle, hasta llegan a exigir más dinero del acordado y amenazan con un juicio hipotecario.

Defiéndase: Trate únicamente con contratistas que tengan licencia y seguro. Llame a la oficina que otorga licencias de contratistas en el estado donde vive para verificar que la compañía tenga licencia y solicite que el contratista le presente prueba de seguro. Consulte las referencias de otros clientes. Obtenga otros presupuestos por el trabajo.


Premios de lotería en el extranjero y otros concursos: “Usted ganó la lotería canadiense. Simplemente denos la información sobre su cuenta de banco o tarjeta de crédito y le enviaremos el dinero”. Estas llamadas y correos electrónicos son falsos; los estafadores ganan dinero convenciendo a las víctimas a pagar por cargos de procesamiento, impuestos o entrega, o a dar información sobre la cuenta de banco para “verificar” su identidad.

Defiéndase: Cuando alguien dice que usted ha ganado en una la lotería o concurso en el que usted no participó, es mentira. Cualquier dinero que envíe se perderá.


Fraude de inversiones: A todos nos gustaría ver que el dinero crezca más rápidamente. Esto lo saben los estafadores y lo tratan de convencer para que compre inversiones con promesas de ganancias demasiado altas.

Defiéndase: Infórmese sobre inversiones. Sepa lo que puede esperar en cuanto a ganancias en el mercado actual.


Apelaciones por emergencias falsas: En este fraude, lo llaman por teléfono sin identificarse y le preguntan, “¿Sabe quién habla?” con la esperanza de que usted piense que es un amigo o pariente. Luego la persona que lo llama dice estar en la cárcel o necesitar dinero desesperadamente. Muchas personas engañadas han enviado dinero a un extraño.

Defiéndase: Nunca le dé información personal a alguien que lo llama por teléfono. Si la persona no se identifica, córtele. Antes de enviar dinero, consulte con su familia para verificar si en realidad es una emergencia.


Solicitudes de caridad: Ciertas solicitudes en nombre de organizaciones policiales o de bomberos y otras sociedades benéficas las realizan firmas profesionales recaudadoras de fondos deshonestas. Pueden ser persistentes y dar a entender que si usted no dona, puede ponerse en peligro. Hay sociedades benéficas falsas que piden donaciones para grupos con nombres parecidos a beneficencias honestas; no se deje engañar por nombres parecidos.

Defiéndase: Cuando reciba una llamada pidiendo una contribución, pregunte qué parte de su contribución irá directamente a la institución que usted desea ayudar. Antes de donar, consulte si existe esa organización.


Planes de medicamentos: Las personas de edad avanzada son blanco frecuente de publicidad falsa por correo, televisión radio y periódicos sobre planes de Medicare. Los materiales de venta pueden estar diseñados para parecerse a documentos oficiales del gobierno. Pero si usted envía dinero a estas compañías, por lo general lo que recibe es una tarjeta inútil.

Defiéndase: Las compañías que ofrecen planes para medicamentos de Medicare no tienen permitido llamar, enviar correos electrónicos o ir a su casa a menos que usted los llame. Si está interesado en los beneficios que están a su disposición como beneficiario de Medicare, visite al sitio web de Medicare del gobierno federal (www.medicare.gov). También puede llamar a 800- MEDICARE (800-633-4227).


Fraude de tarjetas de crédito: Siempre tenga cuidado con sus tarjetas de crédito, hasta cuando se la da al mesero para pagar la cuenta o al empleado de una tienda. Ciertos aparatos les permiten a empleados sin escrúpulos robarle la información de su tarjeta de crédito para vendérsela a personas que fabrican tarjetas falsificadas. Los delincuentes también buscan en la basura y otras partes los estados de cuenta y recibos de tarjetas de crédito para crear tarjetas falsas.

Defiéndase: Siempre que reciba la cuenta revísela y llame a la compañía que emitió la tarjeta inmediatamente si ve algún cargo que usted no autorizó. Antes de tirar los estados de cuenta a la basura, tritúrelos para que los ladrones no obtengan los números de cuenta.


Robo de identidad: Un delincuente le roba información personal, como su nombre, número de Seguro Social, fecha de nacimiento o apellido de soltera de su mamá, para establecer crédito, apropiarse de sus cuentas financieras o acumular deudas a su nombre.

Defiéndase: Según la ley, las víctimas de robo de identidad no son responsables por el dinero perdido cuando los delincuentes usan su información de crédito sin autorización, pero a las víctimas les podría resultar difícil y tomarles tiempo probar que hubo fraude.

Solicite copias gratis de sus informes crediticios cada año llamando al 877-322-8228 o visitando www.annualcreditreport.com. Revise su informe crediticio para asegurarse de que nadie esté usando su crédito. Si desea más información sobre cómo protegerse contra el robo de identidad, visite el sitio web sobre robo de identidad de Federal Trade Commission (www.ftc.gov/idtheft).


Fraude de funerales y entierro: Los funerales son caros, muchos hacen los arreglos para pagarlos mientras están con vida. Las funerarias a veces cobran precios altísimos por ataúdes, flores y otros productos comunes y corrientes.

Defiéndase: Las funerarias deben proporcionarles una lista de precios a todos sus clientes. Haga los planes de su funeral y entierro con anticipo, pero antes de pagar por adelantado, pregunte cómo se protegerá el dinero que pagó si la compañía llegara a cerrar sus puertas. En su testamento puede incluir fondos para cubrir los costos del funeral.


Fraude de personal de cuidado: Los asistentes de salud a domicilio, amas de llave y cocineros a veces les roban a las personas de edad avanzada que atienden.

Defiéndase: Siempre revise los antecedentes y las referencias de las personas que contrata para trabajar en su casa. Guarde bajo llave en su casa todos los documentos financieros y guarde los artículos de valor irremplazables en una caja de seguridad de banco. Tenga cuidado con las personas de cuidado que le pregunten sobre su testamento o sus inversiones o que traten de dominarlo o influenciarlo. Si tiene alguna inquietud, hable con un familiar o llame a la policía y a los servicios de protección de adultos.


Cartas de Nigeria: Este viejo fraude llegaba antes por carta con estampilla nigeriana, pero en la actualidad llega por correo electrónico. El remitente detalla un cuento que comprende grandes cantidades de dinero al que no consiguen acceso y le pide su número de cuenta de banco para que lo pueda ayudar a obtener el dinero. A cambio le prometen a usted una parte. Si usted responde se le garantiza que va a perder su dinero.

Defiéndase: Nunca responda a correos electrónicos que usted no haya solicitado y que le pidan su número de cuenta de banco. Oprima el botón para borrarlos inmediatamente.


“Phishing”: Es el término en inglés que se usa para el correo electrónico que dice ser de su banco, una empresa honesta o una agencia del gobierno. El correo electrónico le pide que “confirme” su número de cuenta y clave electrónica. A veces le advierten que su cuenta puede estar en peligro de cerrarse o de que puede ser víctima de un fraude. A la gente que ha respondido se le han vaciado las cuentas.

Defiéndase: Las compañías legítimas nunca envían un correo electrónico para pedir información sobre su cuenta. Si usted recibe uno, con el nombre de su banco, llame por teléfono al banco para informarles. Nunca oprima la tecla para contestarlo. Borre el mensaje inmediatamente.


Estafas de viajes: Las ofertas fraudulentas de viajes vienen por correo, fax o correo electrónico. Algunos estafadores anuncian viajes baratos pero les agregan grandes recargos. Muchos de los viajes gratuitos vienen con la obligación de escuchar ventas de alta presión de propiedades de tiempo compartido. Pocos viajes son reembolsables, a pesar de lo que digan los promotores.

Defiéndase: Usted puede detectar una oferta fraudulenta de viaje por su precio súper bajo y maniobras de venta de mucha presión. Antes de comprar paquetes de viajes, obtenga una oferta por escrito y consulte con el Better Business Bureau. Siempre use una tarjeta de crédito para pagar viajes; así puede protestar el cargo con su tarjeta de crédito si las cosas no salen bien.

Sobre la APGPR

Bienvenidos a la página de Internet de la Asociación de Pensionados del Gobierno de Puerto Rico. Somos la única institución dedicada, exclusivamente, a servir bien a los que sirvieron bien a Puerto Rico.

Nuestra Asociación fundada en 1973, es la mayor organización de su clase, no sólo en membresía, sino en los logros que ha conseguido en legislación aprobada y en beneficios de distinta naturaleza.

Noticias y Boletines

Información

Teléfono: (787) 766-0670, 0671, 0672, 0673 +1(800) 981-0277 libre de costo

Email: info@pensionadospr.org

Fax: (787) 765-9799 / (787) 766-2912

Dirección: Urb El Vedado 115 calle Rodrigo de Triana Hato Rey, PR 00918-3207